Kanban: Camino hacia la mejora continua

Al día de hoy las empresas buscan la manera de ser más competitivas y poder reaccionar en menor tiempo ante un entorno tan cambiante. Nuevas herramientas y enfoques están siendo considerados no solo por estas empresas sino también por profesionales autónomos, que desde su condición de trabajador del conocimiento, desean tener éxito en las iniciativas que emprenden.

En esta entrada queremos dar a conocer Kanban, una herramienta muy utilizada en el desarrollo ágil de software y también de uso general para la creación de productos innovadores.

¿De qué trata Kanban?

Básicamente Kanban consiste en un tablero que incluye ítems de trabajo representados como tarjetas. Estas tarjetas están distribuidas en columnas que representan el estado en el cual se encuentran las mismas

Ejemplo de un tablero Kanban

La definición de las columnas (estado), depende del proceso que estemos implementando, no serán las mismas actividades de un proceso de desarrollo de software que uno requerido para lanzar una campaña promocional de un producto.

Además, existe un flujo que inicia desde la columna que se encuentra más hacia la izquierda y que va recorriendo cada columna, hasta llegar a la que se encuentra a final del tablero (hacia la derecha).

Se recomienda que el tablero Kanban debe estar a la vista de las personas interesadas, en especial cuando existe un equipo de trabajo involucrado. Se puede utilizar una pared con tarjetas físicas, aunque también existen soluciones de software para mantener una versión digital del tablero, idea para el trabajo de equipos remotos.

¿Qué nos ofrece Kanban?

Con lo que hemos visto ya podríamos identificar algunos beneficios :

  1. Por el hecho de ser visual, genera retroalimentación constante sobre el estado general de las actividades, identificando potenciales cuellos de botellas.
  2. También resulta ser una herramienta de comunicación ya que nos muestra la definición general del proceso a seguir.
  3. Además, promueve la transparencia dentro del equipo, enfocando los esfuerzos en buscar soluciones y no culpables.

En próximas entregas del blog nos gustaría seguir hablando del tema, considerando elementos adicionales de esta herramienta, así como ejemplos prácticos de la misma.

Nos gustaría saber si te ha sido de utilidad este contenido. Si ya has utilizado Kanban ¿Cómo ha sido tu experiencia? Nos puedes dejar tus comentarios en la parte inferior.

Recuerda que también puedes compartir esta entrada por redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *